Las ventajas del tratamiento de radiofrecuencia en la cara

La radiofrecuencia en la cara es un novedoso método para mejorar la presencia, el cual está avanzado en estos tiempos. El mismo produce un calentamiento perfecto en las capas más profundas que tiene la piel, provocando de esta forma una retracción del colágeno inmediata y, a su vez, de forma gradual, una estimulación para la producción de ese colágeno y elastina. El resultado es un engrosamiento de la piel, así como una reducción de la flacidez y de las arrugas de forma evidente.

El efecto de tensión puede verse de forma progresiva y gradual a partir del primer mes de tratamiento, por supuesto, dependiendo del estado previo de la piel. Es bastante fácil de tolerar ya que solamente se siente un poco de color que desaparece al cabo de unos pocos minutos.

Este tratamiento está especialmente indicado para mejorar la piel, siendo ideal para aquellas personas que tienen una ligera flacidez en la cara, el cuello y en otras áreas del cuerpo, por ejemplo, la parte interna de los brazos y los muslos, las nalgas e incluso el abdomen.

El número de sesiones obligatorias para ver resultados es variable y dependerá del estado que tiene cada paciente, así como del nivel de exigencia del mismo. Sin embargo, el promedio va entre las cuatro y seis sesiones como necesarias.

El tratamiento goza de ventajas y beneficios importantes. Acá repasamos algunos de estos:

Ventajas de la radiofrecuencia facial:

  • Luego de ser aplicado, es posible retomar la vida normal.
  • Es un tratamiento totalmente indoloro, a diferencia de otros tratamientos en la cara.
  • Entrega resultados bastantes rápidos, a diferencia de otros tratamientos que se hacen en la cara.
  • No requiere ningún tipo de anestesia.
  • No es invasivo. Esto es fundamental para la salud.

Beneficios de la radiofrecuencia facial:

  • Colabora a definir el contorno de tus ojos.
  • Disminuye la papada.
  • Reduce las bolsas y ojeras.
  • Atenúa las arrugas y líneas de expresión. Uno de los beneficios primordiales de la Radiofrecuencia facial.
  • Permite elevar los párpados y cejas cuando estos se encuentran caídos. No muchos conocen este beneficio de la radiofrecuencia facial, pero es muy bueno.

Para los que se preguntan ¿Cómo es el tratamiento de radiofrecuencia facial?, la respuesta es la siguiente.

Se inicia con una limpieza de la cara, teniendo como preparación una mascarilla que se aplicará como base para el tratamiento. Tras esto se administrará el aparato emisor, el cual pasará suave pero firme por su rostro propiciando los pulsos de las ondas. Es aquí cuando entra el calor casi imperceptible debido a que la mascarilla de base tiene un efecto para atenuar esto. Tras esto, se aplica un gel de aloe vera en las áreas tratadas para refrescar el cutis.

La duración de esta sesión de radiofrecuencia facial es de unos pocos minutos, aunque por supuesto esto variará dependiendo el estado de la piel, por lo que podría llegar hasta la hora. Vale recalcar que esta terapia se puede practicar en todos los tipos de piel, bien sea seca, mixta o grasa, sin importar el color.

Contraindicaciones de la radiofrecuencia facial

Vale la pena saber que este tratamiento puede tener ciertas contraindicaciones. Sin embargo, el especialista le detallará. Se tendrá que tener cuidado bajo las siguientes:

  • Si se tienen implantes metálicos o placas en las partes a tratar.
  • Si se sufre de infecciones cutáneas activas.
  • Si la mujer está embarazada o en proceso de lactancia.
  • Si la persona pasa por un proceso de lipofilling.
  • Si la persona atraviesa un tratamiento oncológico.
  • Si la persona tiene alteraciones de la coagulación.
  • Si se tiene un marcapasos.
  • Si se sufre de enfermedades autoinmunes.
  • Si se padece de cardiopatías.
  • Si se sufre de epilepsia.
  • Si la persona tiene diabetes.

Una vez conociendo todos los datos de este tratamiento, vale la pena destacar que por supuesto, vale la pena. Es una forma de mejorar la piel sin efectos secundarios, sin dolor y teniendo numerosos beneficios. Solamente quedan cosas buenas de este procedimiento y te permitirá verte mucho mejor y sentirte plena. Es una forma moderna de tratarse sin maltratos y sin tener que aplicarse una cirugía plástica. Es cuestión de tiempo para obtener todos los beneficios, y en un puñado de sesiones, tendrás todos los argumentos para estar satisfecha. De paso, no es costoso y tiene cientos de personas que lo han aplicado antes y que dan fe de su funcionamiento. La radiofrecuencia facial ha llegado para quedarse. No pierdas más tiempo.